viernes, 25 de julio de 2014

Jasenovac, el holocausto en la II Guerra Mundial no sólo fue judío.

Estos días se ha vuelto a hablar del holocausto judío de la segunda guerra mundial, coincidiendo con los ataques de Israel a la franja de Gaza. Es un tema recurrente, una comparación ya muy manida. Desde el estado hebreo se utiliza el victimismo del holocausto para la justificación de que todo vale para mantener al pueblo elegido de Israel en la tierra prometida rodeada de enemigos. Para quienes critican las acciones del ejército judío, se utiliza el holocausto de forma comparativa entre lo que les hicieron a los judíos y lo que ellos están haciendo ahora.

Sin embargo, es importante señalar que si bien los judíos fueron señalados como raza a exterminar por los nazis y sus acólitos, no sólo ellos sufrieron el llamado holocausto de los campos de concentración nazis. La denominada subraza eslava, infrahumanos para los nazis, eran asesinados por comandos nazis sin deportaciones, en la propia Ucrania y Rusia ocupadas.

Y no sólo en Europa se realizaron estas matanzas indiscriminadas. Japón en China realizó verdaderas masacres como la de Nanking, donde se barajan cifras de entre 100.000 y 250.000 muertos en apenas tres meses. En esta carnicería donde los chinos eran considerados cerdos, se premiaba a los soldados que eran capaces de matar a más de 100 personas en un día con sus katanas.

Pero volviendo a Europa, si hubo una masacre realmente brutal, esa fue la que cometieron los ustachá, los fascistas croatas, en el campo de Jasenovac. Allí murieron cerca de 35.000 judíos, un número muy elevado, pero que no se acerca ni por asomo a los más de 600.000 serbios asesinados en ese campo. También hay que señalar que a partir de 1942 los judíos eran enviados a Auschwitz por lo que no morían en ese campo.

Y los métodos que se utilizaron en Jasenovac eran especialmente brutales. Es cierto que en Mauthausen se hicieron barbaridades como desangrar hasta la muerte a prisioneros para obtener sangre para los heridos alemanes del frente oriental, o las burradas contra las mujeres en el campo de Buchenwald donde se hacían lámparas con la piel tatuada de prisioneras asesinadas, pero lo de Jasenovac no se quedó atrás. La tasa de supervivencia en Jasenovac era inferior a otros campos más famosos como Auschwitz o Treblinka.

Ahí apareció el srbosjet, o cortaserbios, una especie de muñequera de cuero con un cuchillo corto. Se agarraba a la víctima de la frente y se degollaba al prisionero en un movimiento rápido. En verano de 1942 se deportaron al campo 10.000 campesinos serbios. Se organizó un concurso para ver quien era capaz de asesinar a más prisioneros. El premio: un reloj de oro y un cerdo asado. El ganador: un tal Petar Brzica. Su record: 1.360 serbios asesinados en un día.

Adjunto aquí un testimonio de aquella matanza, especialmente estremecedor:

El Franciscano Pero Brzica, Ante Zrinusic, Sipka y yo apostamos para ver quién mataría más prisioneros en una noche. La matanza comenzó y después de una hora yo maté a muchos más que ellos. Me sentía en el séptimo cielo. Nunca había sentido tal éxtasis en mi vida, después de un par de horas había logrado matar a 1.100 personas mientras los otros pudieron matar entre 300 y 400 cada uno. Y después, cuando estaba experimentando mi más grandioso éxtasis, noté a un viejo campesino parado mirándome con tranquilidad mientras mataba a mis víctimas y a ellos mientras morían con el más grande dolor. Esa mirada me impactó en medio de mi más grandioso éxtasis y de pronto me congelé y por un tiempo no me pude mover. Después me acerqué a él y descubrí que era del pueblo de Klepci cerca de Capljina y que su familia había sido asesinada y enviado a Jasenovac después de haber trabajado en el bosque. Me hablaba con una incomprensible paz que me afectaba más que los desgarradores gritos a mi alrededor. De pronto sentí la necesidad de destruir su paz mediante la tortura y así mediante su sufrimiento poder yo restaurar mi estado de éxtasis para poder continuar con el placer de infligir dolor.
Lo apunté y lo hice sentar conmigo en un tronco. Le ordené gritar: ‘¡Viva poglavnik [caudillo] Pavelic!’, o te corto una oreja. Vukasin no habló. Le arranqué una oreja. No dijo una palabra. Le dije otra vez que gritara ‘¡Viva Pavelic!’ o te arranco la otra oreja. Le arranqué la otra oreja. Grita: ‘¡Viva Pavelic!’, o te arranco tu nariz y cuando le ordené por cuarta vez gritar ‘¡Viva Pavelic!’ y lo amenacé con arrancarle el corazón con mi cuchillo, me miró y en su dolor y agonía me dijo: ‘¡Haga su trabajo, criatura!’ Esas palabras me confundieron, me congeló, y le arranqué los ojos, le arranqué el corazón, le corté la garganta de oreja a oreja y lo tiré al pozo. Pero algo se rompió dentro de mí y no pude matar más durante toda esa noche.
El franciscano Pero Brzica me ganó la apuesta porque había matado a 1.360 prisioneros y yo pagué sin decir una palabra.
Mile Friganovic

El asesino Petar Brzika escapó a Estados Unidos, donde al parecer en 1970 se le perdió la pista... ¿Nadie le detuvo antes de esa fecha cuando al parecer sí se seguía su pista?

A los serbios se les asesinaba cortándoles la cabeza con sierras, a mazazos con pesados martillos. Se les arrojaba atados vivos al río Sava, se les quemaba vivos en los hornos crematorios o en grandes hogueras, o arrojados en piletas de cal viva. La brutalidad no tuvo límites. Los métodos más tecnológicos de las cámaras de gas apenas funcionaron en el campo croata.

Pero lo peor de estos campos de concentración no era lo que pasaba en ellos, sino la permisividad de la población.

Lo que ocurría era conocido por la población alemana, croata o de otros países donde se establecieron esos campos. Los prisioneros salían de los campos y eran utilizados como mano de obra esclava. La población lo justificaba porque su juventud, la juventud alemana y de los países del eje, estaba luchando y muriendo en el frente del este. Se conocía la existencia de esos prisioneros, pero se evitaba hacer preguntas. ¿Qué pasaba con los que se rechazaban en las fábricas? No hacía falta ser muy listo para saber que esa mano de obra repudiada no volvía a los campos para ser mantenida allí sin más, y más aún cuando la población civil alemana pasaba penurias.

El considerar a los prisionero infrahumanos, subrazas, el creer que sustituían a trabajadores alemanes y de otros países que estaban luchando en los diversos frentes de guerra y el pensar que a los prisioneros alemanes se les trataría igual hacía que la población mirara hacia otro lado. ¿Es diferente lo que está pasando ahora en Gaza? Volvemos a la comparación. Vemos las fotos de los soldados hebreos llorando la muerte de un compañero en un conflicto que ha estallado por la muerte de tres jóvenes en manos de radicales, y la consecuencia es que los niños israelíes firman las bombas que se arrojarán sobre Gaza.

Y al final de la guerra, llegó la venganza. Decenas de miles de militares fascistas italianos y croatas fueron asesinados arrojándolos vivos a miles de simas en la zona del Carso, en la frontera entre Yugoslavia e Italia, en la conocida como masacre de las foibe (foibe significa sima). ¿Acaso no se repite esta venganza en Israel en cuanto los palestinos tienen ocasión? Quien siembra vientos recoge tempestades.

Como en aquella ocasión, decenas de inocentes están siendo asesinados, la población mira hacia otro lado, una minoría ruidosa jalea la matanza, y las víctimas en cuanto tienen ocasión, se vengan. Y cuando el odio es el que justifica la carnicería, el sadismo y la crueldad no tienen límites.

Repetimos la historia.

Por último. El responsable de aquellas matanzas en Jasenovac, el líder ustachá Ante Pavelic, ¿sabéis donde murió? En un país que le dio asilo e impidió que se le juzgara por sus crímenes. En Madrid en 1959. Se escapó de Croacia a Austria y de allí llegó a Roma, donde la Iglesia Católica le ayudó a llegar a Argentina y cuando en 1957 este país iba a extraditarlo encontró refugio en España. Es de señalar que el régimen ustachá era aparte de fascista, ultracatólico.

Toda la brutalidad de este y otros campos queda recogida en la novela "El pacto con la muerte de Emil Kosztka" al que se accede pinchando aquí

Si quieres conocer más sobre mí, puedes leer mis novelas, (puedes informarte aquí) de estilo variado, desde el humor de "Por un puñado de polvos" hasta el género fantástico de "La muerte de Adam", pasando por la novela policíaca de  "Crimen perfecto" o "El sueño español, sí se puede", sobre la corrupción en España, recientemente publicada. En junio publiqué, "El final de la cuenta atrás" sobre la posibilidad de un ataque nuclear sobre Nueva York. Y mi última novela, "El pacto con la muerte de Emil Kosztka", un recorrido por la II guerra mundial desde los ojos de un profesor de matemáticas judío.

¿Te ha gustado el artículo? Puedes entrar en el Área de Debate (Pincha aquí para el debate), un hilo vinculado a este artículo abierto en el foro "burbuja.info"

Si te gustaría ayudar a difundirlo, puede subirlo a Menéame (Pincha aquí para menearlo)

martes, 22 de julio de 2014

Asistiendo impotente y con rabia al expolio programado. Regalamos Cataluña Caixa al BBVA.

El BBVA se ha "adjudicado" en subasta Cataluña Caixa por 1.187 millones de €. El presidente del banco, Francisco González, se muestra contento. Habían calculado que los activos del banco valen más de 2.000 millones de €, y a eso hay que sumar que el banco se favorecerá de los créditos fiscales (la subvención esa que no nos han explicado, el tercer o cuarto rescate bancario, que ya he perdido la cuenta) procedentes del banco "nacionalizado".

O sea, que poco más o menos, al BBVA le sale gratis la operación. Gana en su balance más de 2.000 millones de € que se multiplicarán o dividirán, dependiendo de cómo quieran ajustar su valor bursátil, gracias a su imaginativa contabilidad (ingeniería financiera le llaman).

Pero a las arcas del estado, perdón, a los españoles que hemos puesto bote cada uno en la medida de sus posibilidades, nos ha costado la gracia 12.000 millones de €. Analizando esta cifra en una unidad que el pueblo llano pueda comprender, podríamos haber fichado a 70 Neymars, o 60 campos de fútbol como San Mamés Berria... o lo que se recortó en Sanidad y Educación el año pasado para dárselo a la banca.

Y lo peor de todo. Asistimos a ese expolio, a ese robo, atados de pies y manos. Vemos a los ladrones sonrientes y satisfechos salir de nuestra casa con nuestro patrimonio y no podemos hacer nada. Señores, esos 12.000.000.000 €, esas 2.000.000.000.000 (2 BILLONES) de pesetas han desaparecido. Para siempre, de forma limpia, con luz y taquígrafos, con los flashes de la prensa para documentarlo y certificarlo, y sin ningún responsable. Bueno, si... la "crisis".

¿A quién vamos a reclamar ahora ese dinero, ese que se "prestó a la banca en dificultades" y que como todo préstamo, se debería devolver? ¿Al BBVA? A nadie.

No vamos a ver un euro de los más de 250.000.000.000 de € que hemos regalado a la banca, esa que no nos da crédito, esa que se queda con nuestras casas, esa que está ahogando a la economía del país, esa que es la responsable de la crisis, que por algo se llama crisis financiera.

Asqueado de la situación, de verdad. ¿Qué hacemos?

Si quieres conocer más sobre mí, puedes leer mis novelas, (puedes informarte aquí) de estilo variado, desde el humor de "Por un puñado de polvos" hasta el género fantástico de "La muerte de Adam", pasando por la novela policíaca de  "Crimen perfecto" o "El sueño español, sí se puede", sobre la corrupción en España, recientemente publicada. En junio publiqué, "El final de la cuenta atrás" sobre la posibilidad de un ataque nuclear sobre Nueva York. Y mi última novela, "El pacto con la muerte de Emil Kosztka", un recorrido por la II guerra mundial desde los ojos de un profesor de matemáticas judío.

¿Te ha gustado el artículo? Puedes entrar en el Área de Debate (Pincha aquí para el debate), un hilo vinculado a este artículo abierto en el foro "burbuja.info"

Si te gustaría ayudar a difundirlo, puede subirlo a Menéame (Pincha aquí para menearlo)

Si te gusta el blog, puedes seguir esta página de facebook (pincha aquí y dale "megusta") o seguir al usuario de twitter (Pincha aquí y sígueme)




domingo, 20 de julio de 2014

¿Cuales fueron las razones para el bombardeo de Dresde en la II GM?

A mediados de febrero de 1945 Alemania estaba condenada. El ejército rojo avanzaba desde el este, y el resto de los aliados habían vencido el último intento desesperado de los alemanes por cambiar el rumbo de la guerra en la batalla de las Ardenas. Y entonces se produjo un bombardeo masivo por parte de americanos e ingleses sobre la localidad de Dresde, causando 35.000 víctimas.

Nunca han quedado claras las razones que llevaron a los aliados a bombardear Dresde, una ciudad sin apenas valor militar y con sus calles repletas de refugiados que huían del frente del este. El bombardeo duró varios días y la ciudad fue reducida a cenizas, alternando el uso de bombas rompedoras con incendiarias basadas en fósforo blanco y napalm.

Se ha dicho que aquel ensañamiento no tenía razón de ser, que la masacre no tenía sentido. Pero las cosas, siempre se hacen por algo. Situándonos en el contexto de la contienda, desde el este avanzaba el poderoso ejército rojo, venciendo batalla tras batalla a los restos más curtidos del ejército nazi.

En cambio, por el oeste, el avance de los estadounidenses e ingleses había sufrido un fuerte revés en la batalla de las Ardenas, donde con un ejército inferior en soldados, artillería y aviación, habían mantenido a raya a los aliados casi un mes.

Y el análisis que hicieron los aliados fue muy claro:

- El ejército rojo era mucho más poderoso que el aliado en tierra. Los tanques Sherman norteamericanos eran muy inferiores a los T34 soviéticos, y las tripulaciones de éstos últimos estaban mucho más bregadas en combate.
- La motivación de los rusos era superior. Habían reconquistado su tierra liberándola de quienes los habían esclavizado durante los últimos años. En cambio, los norteamericanos e ingleses estaban liberando Francia, la misma Francia que apenas un par de años antes les había plantado batalla en el norte de África.
- El mayor potencial estadounidense era naval, y el mayor esfuerzo de la guerra se centraba en el Pacífico en una guerra contra los japoneses que estaba resultando muy costosa en vidas y material.
- El mayor potencial inglés, aparte de su poderosa flota, era principalmente aéreo.

Y aunque es bastante común escuchar las teorías de que los alemanes pretendían unirse a los americanos e ingleses contra los soviéticos, y que hasta se atribuye a algún general americano la frase de que se debía haber continuado la guerra contra los rusos, la realidad es que alguien se preguntó en el bando aliado ¿Qué les impide a los soviéticos no detenerse en Berlín y continuar hasta la costa atlántica?

Pues en realidad nada. La debilidad de los aliados en las Ardenas además le daba fuerza moral a los soviéticos, que sí se estaban enfrentando a lo más potente del ejército nazi, doblegándolo y venciéndolo.

Los aliados necesitaban hacer demostraciones de fuerza y de determinación. Tenían que mostrar su poder y sobre todo, que no les temblaba la mano al hacerlo. Y bombardearon Dresde y otras ciudades al este de Alemania, antes de la entrada en ellas del ejército rojo, para enseñarles la capacidad de destrucción de su aviación.

Y no se detuvieron ahí. Una vez finalizada la guerra en Europa, y antes de que los soviéticos trasladaran tropas al este, hacia el Pacífico y ocuparan también Japón, utilizaron las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, para impresionar a los rusos, que además se habían hecho con el sistema de separación de isótopos de uranio nazi, más eficaz que el norteamericano.

Esta hipótesis de demostraciones de fuerza y determinación las exploro en mi última novela, "El pacto con la muerte de Emil Kosztka" que puedes adquirir en este enlace, en la que analizo también la barbarie de los campos de concentración croatas y alemanes y la pasividad de una población conocedora de esta realidad, en el marco del desarrollo de la bomba atómica por parte de los americanos.

Y hablando de la bomba atómica, en la novela también aparecen dos aspectos oscuros de su desarrollo. Los americanos, si bien pudieron poner en marcha varios reactores nucleares, apenas habían conseguido resultados en 1945. En cambio, tras la captura del submarino alemán U-234 consiguieron uranio suficiente para la bomba de Hiroshima y empezaron a fabricar plutonio en cantidades apreciables.

El segundo aspecto es que los soviéticos capturaron al científico alemán Gernot Zippe y su grupo de trabajo, y desarrollaron el método Zippe de separación de isótopos por centrifugación de hexafloruro de uranio, el método más efectivo y que no se instauró en Estados Unidos hasta 1956, tras la liberación de Zippe por parte de los soviéticos. ¿Desarrollaron los nazis la separación de isótopos de uranio mediante el método Zippe? ¿Los 560 kilos de óxido de uranio que se capturaron en el U-234 eran del isótopo fisible y fue el que permitió el desarrollo de la bomba atómica?

Y en la novela aparecen también los campos de concentración nazis. ¿Realmente la sociedad alemana vivía al margen de lo que ocurría en esos campos? Es difícil de creer, ya que los campos surtían de trabajadores a Alemania mientras los alemanes se encontraban en el frente luchando.

Espero que os guste, es una novela muy corta y fácil de leer, donde lanzo estas hipótesis sobre diversos hechos oscuros de la II guerra mundial.

Si quieres conocer más sobre mí, puedes leer mis novelas, (puedes informarte aquí) de estilo variado, desde el humor de "Por un puñado de polvos" hasta el género fantástico de "La muerte de Adam", pasando por la novela policíaca de  "Crimen perfecto" o "El sueño español, sí se puede", sobre la corrupción en España, recientemente publicada. En junio publiqué, "El final de la cuenta atrás" sobre la posibilidad de un ataque nuclear sobre Nueva York. Y mi última novela, "El pacto con la muerte de Emil Kosztka", un recorrido por la II guerra mundial desde los ojos de un profesor de matemáticas judío.

Si te gustaría ayudar a difundirlo, puede subirlo a Menéame (Pincha aquí para menearlo)





viernes, 11 de julio de 2014

Euskotxiringuito (El chiringuito vasco). Kutxabank, Hiriko y Epsilon

Manda cojones, que nos despertamos hace pocos días con que en el impuesto de sociedades en Euskadi ahora podemos declarar un apartado de "sobornos". Al parecer las haciendas vascas se han rendido a la realidad y han asumido que hay que aflorar el dinero negro, que los empresarios se ven obligados a sobornar a políticos y funcionarios públicos y que es necesario regularizar ese dinero.

Me acuerdo hace años cuando para poder realizar una obra en Galicia la condición era que me pagaban la mitad sin factura, y como no sabía cómo regularizarla, me fui a la Diputación Foral a preguntar, y un amable funcionario no sólo me dijo que aquello era normal sino que además me proporcionó la fórmula para evitarme problemas legales.

Y ahora ya se ha institucionalizado la fórmula. Ya puedes apuntar tus gastos de sobornos, y con la amnistía fiscal de Montoro, puedes regularizar a bajo coste las obras que has hecho en B. Patético país, la verdad.

En Euskadi tenemos flotando el escándalo de aquellos pavos que convencieron al Gobierno Vasco de que era muy buena idea fabricar coches de Fórmula 1 (¡¡cómo serían de imaginativos los estudios de mercado y viabilidad!!) y el Gobierno Vasco, en una apuesta clara por la tecnología (ni que decir tiene que el mercado de la Formula 1 es un mercado abierto donde es fácil encontrar un nicho en el que establecerse) puso sobre la mesa 45 millones de € (casi 7.500.000.000 pesetas con todos sus ceros).

Obviamente la empresa Epsilon, la que realizó la apuesta por esa tecnología, que construyó hasta un túnel de viento en el Parque Tecnológico de Álava y que era la más visitada en la jornada de puertas abiertas, no podrá desgravarse los sobornos de su impuesto de sociedades, ya que se encuentra en proceso concursal, aunque viendo el volumen de las ayudas para un proyecto de humo (incluso se filtró la posibilidad de que en Álava se construiría un circuito de Formula 1, no de velocidad, no... de Formula 1) quizá hoy día daría beneficios.

Tampoco podrá hacer uso de ese epígrafe la empresa Hiriko, esa en la que Echabe, el empresario residente en Letona, bonito pueblo en la sierra de Arrato, sierra absolutamente desconocida y que recomiendo encarecidamente por sus rincones, en la que Echabe, el dueño de las canteras de Laminoria, unas canteras de arena de altísima calidad y que nos sorprendió a todos en nuestra juventud cuando la revista Pyrenaica, la de la federación de montaña, nos regaló una gran foto de Euskadi sacada desde el satélite donde el mayor accidente geográfico apreciable eran precisamente esas canteras, ese Echabe, insisto, que desvió a otros negocios parte de las subvenciones (16 millones de €, 2.660.000.000 ptas) que recibió la empresa del coche eléctrico, una empresa con un producto interesante, pero que decidió que su mercado objetivo era... ¡¡¡Ecuador!!!

Pero sí que hay una empresa que va a poder desgravarse un pastizal en el apartado de sobornos, un apartado que oportunamente ha salido justo ahora. Esa empresa es nuestro banco recientemente privatizado en dos terceras partes, Kutxabank, que acaba de perdonar una deuda de 9'6 millones de euros (1.600.000.000 ptas) a Unió Democrática de Cataluña.

Esa cantidad condonada debería ir al apartado de sobornos por muchas razones, pero la principal sin duda es que UDC no ha iniciado ningún proceso consursal ni por supuesto se ha procedido a la liquidación de las cuentas de la sociedad, por tanto, no puede ir al apartado de pérdidas como deudas impagadas.

Hace menos de un mes que nos privatizaron (en lenguaje eufemístico, convirtieron en fundación bancaria) las cajas vascas con la promesa de que Kutxabank seguiría ofreciendo un servicio público y que no se perdería el control por parte de la sociedad y bla bla bla... y una hostia, señores, que no estamos por la labor de perdonar así como así 9.600.000 € a un partido político, de esos que hablan de privatizaciones y alaban el liberalismo y echa pestes contra "los parásitos que viven a costa de los servicios del estado", que no nos olvidemos que esos de UDC son de derechas y responsables de gran parte de las privatizaciones y ajustes en Cataluña.

El euskotxiringito se abre al mundo, para mostrar sus vergüenzas. Y luego los del PNV hablan de "proceso inquisitorial" cuando les sacan los colores con Epsilon e Hiriko. Y lo que te rondaré, morena.

Si quieres conocer más sobre mí, puedes leer mis novelas, (puedes informarte aquí) de estilo variado, desde el humor de "Por un puñado de polvos" hasta el género fantástico de "La muerte de Adam", pasando por la novela policíaca de  "Crimen perfecto" o "El sueño español, sí se puede", sobre la corrupción en España, recientemente publicada. O mi última novela, "El final de la cuenta atrás" sobre la posibilidad de un ataque nuclear sobre Nueva York.

¿Te ha gustado el artículo? Puedes entrar en el Área de Debate (Pincha aquí para el debate), un hilo vinculado a este artículo abierto en el foro "burbuja.info"

Si te gustaría ayudar a difundirlo, puede subirlo a Menéame (Pincha aquí para menearlo)

Si te gusta el blog, puedes seguir esta página de facebook (pincha aquí y dale "megusta") o seguir al usuario de twitter (Pincha aquí y sígueme)

viernes, 4 de julio de 2014

El sistema eléctrico... ¿privado, público o regulado?

Ayer Alberto Garzón, postulante de Izquierda Unida, se descolgó con una frase demoledora, me imagino que dirigida a sus bases, sobre el sistema eléctrico español. Se debía nacionalizar. Lo dijo así, sin más, en un alarde de neocomunismo que se debería analizar de forma más precisa, ya que el mercado eléctrico es muy peculiar.

La principal particularidad del sistema eléctrico es que las inversiones referentes a las infraestructuras eléctricas son muy caras, pero a su vez tienen una vida útil muy alta. Sólo así se consigue un precio de la energía asumible. Una central nuclear, un parque eólico, una central de ciclo combinado, una red de distribución, cuesta un buen número de millones de euros, pero también tienen utilidad en el tiempo enorme.

Si partimos de la base de un sistema totalmente privado, nos encontramos con un choque de tecnologías. Así pues, una empresa por ejemplo crea un embalse con una central hidroeléctrica y una red de distribución. Da energía a sus clientes hasta que aparece otra empresa y al lado del embalse instala una central de carbón, que es el combustible más barato y estable de precios que hay. Hace su linea de distribución y se come al de la central hidroeléctrica.

Ahí comenzó la primera regulación, la necesidad de garantizar la seguridad de las inversiones, ya que si no, teniendo en cuenta que para poder ofrecer energía asumible a sus clientes se debía plantear una inversión a muy largo plazo, para que alguien hiciera el embalse o la central de carbón, se debía garantizar que recuperaría en el tiempo y con creces la inversión realizada. Si no, obviamente, no la haría.

Pero nos encontrábamos con que los clientes alrededor del embalse tenían la energía relativamente barata, mientras que en medio de la meseta, alejados de los grandes ríos, lejos de las centrales de producción, la energía no llegaba o era cara. Había que regular los precios de la energía. Ahí apareció la segunda regulación, la orientada hacia el cliente.

¿Qué era lo más interesante de utilizar? Pues aprovechando que el estado quería emprender un plan nuclear para hacer bombitas, se habían hecho centrales nucleares. También había que aprovechar los planes de lucha contra la pertinaz seguía, y había hidroeléctrica. Y se completaba con las centrales de carbón. Éramos prácticamente independientes en el tema energético, pero caros. Había que introducir gasóleo en las islas y plantearse el uso del gas. Y no podíamos obviar las fuentes renovables que nos otorgan independencia sin contaminar. Y ahí apareció la tercera regulación, la referente a la estrategia energética del país.

Se comprueba entonces que el mercado privado es imposible y que debe estar regulado para poder ofrecer un servicio social. Y la regulación es un arma muy interesante para el regulador, ya que permite orientar minimizando el riesgo, el mercado eléctrico, y conseguir energía universal, barata y minimizando los riesgos financieros y de fuentes de energía.

Si se hace mal, pasa lo que ocurre en la actualidad. La energía no es universal, es cada vez más cara, peligran grandes volúmenes de inversiones y ha aparecido el riesgo de depender del gas.

¿La opción es la nacionalización? La nacionalización significa que el estado se hace cargo de los sistemas de producción, de transporte y de distribución, haciendo llegar al usuario la energía y cobrando una tarifa por ello (o no, si se considera que al ser público no debe existir copago...)

Pues bien. El mercado eléctrico a futuro pasa por la generación distribuida, con autogeneradores que producen su energía e interaccionan con la red, disminuyendo paulatinamente la dependencia de los grandes centros de producción y de las redes de transporte, y potenciando la interacción entre redes de distribución autosuficientes, interacción que se realizará a través de las redes de distribución (coche eléctrico y ferrocarril principalmente) y sistemas de intercambio entre redes anexas. Este sistema es en esencia más barato que el actual por dos razones: se minimizan las pérdidas por transporte y se divide el riesgo financiero y energético entre muchos inversores.

¿Cabe este sistema dentro de un sistema nacionalizado? Obviamente no. Nadie va a invertir en paneles solares en su tejado o en un parque eólico para dar energía a su factoría en un sistema público o cuando el estado pone los precios de la energía... ¿para qué hacerlo?

¿Como se puede acometer este nuevo sistema? Mediante la regulación adecuada, que anime a los pequeños inversores a colocar centrales de cogeneración, paneles solares, instalaciones eólicas e instalaciones de acumulación en sus viviendas y factorías y que sea capaz de crear nuevos reguladores de distribución que sean capaces de distribuir la energía de forma eficiente.

La regulación del sistema eléctrico se debería hacer para situarlo en las antípodas de lo que tenemos ahora. En el libro "El sueño español, sí se puede" al que puedes acceder desde este enlace explico claramente cómo poder regular el sistema eléctrico.

a) Salida de las centrales ya amortizadas (las afectadas por los costes de transición a la competencia, o sea, toda la nuclear, el carbón y gran parte de la hidroeléctrica) del mercado libre y determinar una rentabilidad razonable para ellas.

b) Establecer una metodología para la salida voluntaria del régimen especial de las centrales actuales, que es muy sencilla, basándola en no conceder nuevos puntos de conexión y permitiendo la repotenciación de las plantas existentes a cambio de la entrada en el régimen de subasta eléctrica. Ya tienes las centrales actuales revalorizadas e inversores dispuestos a comprarlas y a salir del régimen especial.

c) Liberalizar el régimen ordinario para la energía no comprometida en el régimen especial y las centrales afectadas por rentabilidad razonable.

d) Establecer un precio de la energía, que permita la programación del sistema, y destinar la diferencia entre el precio regulado y el del mercado de subasta a amortizar el déficit de tarifa aceptado previa auditoria.

e) Respecto a las centrales de ciclo combinado, nadie les ha dicho que las pongan. Si no compiten, si sobran, que las desmantelen. Si Iberdrola hace una central en Inglaterra por su cuenta y riesgo y no es rentable, se la come con patatas, ¿por qué aquí tiene que ser distinto?

f) Liberalizar el mercado de distribución. No puede ser que las distribuidoras mantengan unas inversiones en propiedad que cobran de la teta del mercado regulado sin ningún tipo de auditoria ni control. La distribución debe ir en aras de que las distribuidoras (que no tienen por qué ser las actuales) sean capaces de distribuir eficientemente la energía de unas redes de distribución a otras, no como en la actualidad, desde los grandes centros de producción por las redes de transporte y redes de distribución hasta el usuario final.

g) Regular un nuevo sistema de autoproducción, permitiendo el almacenamiento (cosa prohibida en la actualidad) para lograr disminuir paulatinamente las puntas de potencia en el sistema y aumentar su rendimiento  por el suavizado de las pendientes de las puntas de arranque de equipos eléctricos conectados a la red.

h) Separar los costes de distribución de los de comercialización, de manera que si una comercializadora incurre en impagos a la distribuidora, no sea el usuario el que deba hacerse cargo de ese impago, como ocurre en la actualidad.

i) Mantener sistemas primados para facilitar la entrada de nuevas tecnologías en el sistema, potenciando su madurez, pero trabajando por tramos y limitaciones de potencia instalada, controlando burbujas y facilitando la creación de industria tecnológica.

j) Y el fracking... pues eso.

Sin embargo, nacionalizar significa expropiar (pagando la indemnización correspondiente) el sistema eléctrico y gestionarlo directamente como público. El coste inversor recae en el estado, propietario del sistema. El riesgo es muy alto, ya que hay un único operador (el estado) y unos costes enormes al no haber competencia (no se busca la eficiencia, sino el servicio social) y sobre todo, no se produce evolución, ya que las nuevas inversiones se encuentran comprometidas.

Yo soy más de un sistema regulatorio eficaz para todos los actores (inversores, consumidores y regulador) que el hecho de tener un único actor. Creo que Alberto Garzón se equivoca, ya que representa la esencia de Izquierda Unida, una esencia que limita su crecimiento. Quizá por eso Podemos les está pasando por la izquierda, por la derecha, por arriba y por abajo, porque están más por regular los mercados que por nacionalizarlos.

Si quieres conocer más sobre mí, puedes leer mis novelas, (puedes informarte aquí) de estilo variado, desde el humor de "Por un puñado de polvos" hasta el género fantástico de "La muerte de Adam", pasando por la novela policíaca de  "Crimen perfecto" o "El sueño español, sí se puede", sobre la corrupción en España, recientemente publicada. O mi última novela, "El final de la cuenta atrás" sobre la posibilidad de un ataque nuclear sobre Nueva York.

¿Te ha gustado el artículo? Puedes entrar en el Área de Debate (Pincha aquí para el debate), un hilo vinculado a este artículo abierto en el foro "burbuja.info"

Si te gustaría ayudar a difundirlo, puede subirlo a Menéame (Pincha aquí para menearlo)

Si te gusta el blog, puedes seguir esta página de facebook (pincha aquí y dale "megusta") o seguir al usuario de twitter (Pincha aquí y sígueme)

jueves, 3 de julio de 2014

Una mirada al pasado de la obra pública vasca

Hubo un tiempo en el que la obra pública se consideraba un motor para la economía, y los ayuntamientos y diputaciones de todo el mundo, sin que las instituciones vascas fueran una excepción, licitaban obras, ya fueran estadios deportivos, ya fueran carreteras o ya fuera infraestructuras portuarias que se adjudicaban al mejor postor.

Grandes empresas locales o nacionales, eran las encargadas de llevar a cabo esas faraónicas obras, coordinando diversas subcontratas para poderlas llevar a cabo. Las condiciones de trabajo eran duras, con jornadas de más de 10 horas en muchos casos, por sueldos de miseria. Los sueldos podrían alcanzar los 1.600 € actuales al mes, pero para conseguirlo debían trabajar más de 10 horas diarias, 7 días a la semana.

Los industriales encargados de las obras ocultaban las condiciones laborales a una administración que hacía la vista gorda en aras del progreso, justificándolo debido a la pertinaz crisis y por el ansiado crecimiento económico. Hordas de trabajadores procedentes de Portugal se trasladaban todos los meses en furgonetas desde sus lugares de origen, donde eran contratados por los empresarios sin escrúpulos a los que se habían subcontratado las obras, alojándose incluso en algunos caso en la misma obra, algo ahora prohibido, o en barracones sin ningún tipo de garantía sanitaria, en condiciones infrahumanas.

El material en general no era de demasiada calidad, comprándose a muy bajo precio, buscando stocks perdidos, fabricantes piratas, sustituyendo materiales en proyecto por otros de peor calidad y otras artimañas para poder obtener beneficios sobre una obra licitada a la baja, muchas veces con bajas que ahora nos parecerían temerarias, de hasta el 50% sobre el precio de licitación.

Y cuando por alguna razón debían justificar los sueldos de los trabajadores en la obra, se les pagaba lo convenido en convenio, para una vez de vuelta a Portugal, exigirles la devolución de parte de lo pagado so pena de no volver a trabajar. También se ocultaban las enfermedades laborales y las lesiones producidas por el exceso de trabajo en condiciones precarias. El trabajador que hubiera sufrido una lesión se repatriaba inmediatamente al país luso, ocultándose su situación y encargándose el sistema nacional de salud portugués de tratarlo, muchas veces no adecuadamente.

Los más viejos del lugar recuerdan estas obras y a los empresarios que las llevaban a cabo. Como ejemplos, la remodelación del Buesa Arena, el pabellón de baloncesto donde juega el Caja Laboral Baskonia, obra realizada en 2012 por la UTE Lagunketa, Zikotz y Giroa (esta última perteneciente al Grupo Dalkia, filial de la francesa EDF, Electricidad De Francia, sí, la de las nucleares), la misma UTE que está llevando a cabo las obras del nuevo Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

Y sin salir de Vitoria, no nos podemos olvidar de las obras de la nueva estación de autobuses, esa que querían llamar Estación Adolfo Suarez, que lleva a cabo Vias, empresa del grupo ACS, sí, el del Castor, la misma que está haciendo el Centro Cívico Salburúa.

¿Sólo en Vitoria pasan esas cosas? Para nada. Ahí está Sacyr con las obras en el Puerto Autónomo de Bilbao, o la UTE San Mamés para las obras de San Mamés Barria, el nuevo campo del Athletic, compuesta por Balzola, Cycasa, Viuda de Sainz, EXVASA y Excavaciones Cantábricas, que en Bilbao todo queda en casa... o casi todo, y alguna de estas empresas conformaron la UTE Arraiz, que llevó a cabo las obras de la Supersur.

Y en Gipuzkoa. Más de lo mismo. Las obras del túnel de Deskarga ya se llevaron una vida por delante por las míseras condiciones de trabajo, con camiones sin frenos, en las que se veían obligados a trabajar los obreros, esos que sirven de sobrenombre a algún partido político en este país.

En todas estas obras ha habido denuncias por las condiciones laborales en las que se han desarrollado, con accidentes mortales en algunas de ellas. Y me sorprende que los técnicos de Osalan, esos a los que he visto en todas y cada una de las obras que he llevado a cabo, técnicos muy celosos de su trabajo que en una ocasión me hicieron modificar la situación de una señalización de seguridad en una cubierta en 10 centímetros, insisto, me sorprende que estos técnicos no hayan abierto ningún expediente sancionador por las irregularidades que están ocurriendo fehacientemente en estas obras y que no sólo las conocemos todos los industriales y trabajadores de Euskadi, sino que ya han recibido varias denuncias por parte de los sindicatos.

Algunos se han empeñado en que volvamos a los años 50 y poco a poco lo están consiguiendo.

Si quieres conocer más sobre mí, puedes leer mis novelas, (puedes informarte aquí) de estilo variado, desde el humor de "Por un puñado de polvos" hasta el género fantástico de "La muerte de Adam", pasando por la novela policíaca de  "Crimen perfecto" o "El sueño español, sí se puede", sobre la corrupción en España, recientemente publicada. O mi última novela, "El final de la cuenta atrás" sobre la posibilidad de un ataque nuclear sobre Nueva York.

¿Te ha gustado el artículo? Puedes entrar en el Área de Debate (Pincha aquí para el debate), un hilo vinculado a este artículo abierto en el foro "burbuja.info"

Si te gustaría ayudar a difundirlo, puede subirlo a Menéame (Pincha aquí para menearlo)

Si te gusta el blog, puedes seguir esta página de facebook (pincha aquí y dale "megusta") o seguir al usuario de twitter (Pincha aquí y sígueme)

miércoles, 2 de julio de 2014

El miedo a la quiebra del bipartidismo acelera la reforma de la ley municipal

Al parecer dentro del Partido Popular también han leído y asimilado los resultados de las elecciones europeas. Las dos principales novedades que se quieren imponer en la reforma municipal son la reducción del número de concejales en los ayuntamientos y la obligatoriedad de que gobierne la lista más votada.

O sea, menos concejales y el que tenga más concejales, se queda con la alcaldía. Una llamada desesperada al voto útil y a evitar la fuga de votos desde las dos formaciones políticas mayoritarias. Poco más o menos viene a decir que el voto que vaya fuera del PP o del PSOE no tendrá valor, por lo menos a título municipal (o incluso de comunidad autónoma en el caso de Castilla-La Mancha, por ejemplo, experimento cospedaliano de nueva democracia). Y aún no nos han dicho cuales serán las atribuciones de los alcaldes, pero sospecho que durante 4 años tendrán poder más o menos absoluto (y sin posibilidad de mociones de censura...)

No sé qué me da que cuando se han puesto a buscar los más de dos millones de votos que han perdido en las últimas elecciones han descubierto que una parte importante de esos votantes no se ha quedado en casa. Y eso preocupa, y mucho, en Génova, donde gusta de tener todo atado y bien atado.

De ahí la estúpida campaña mediática contra Podemos, una campaña dirigida a las bases de su partido (de otra manera no se entiende tanta estupidez) basada de momento en señalar el presunto chavismo (el comunismo del siglo XXI) de sus líderes y su complicidad con ETA (el icono pepinillo por excelencia) guiño inequívoco hacia los sectores liberales y patriobajeros del partido. El siguiente paso será mostrar a Podemos como un partido anticlerical y proislámico (esperando como locos alguna declaración a favor de Palestina o del Frente Polisario) para afianzar las bases meapilas.

Una campaña orquestada por quienes han comprendido que se ha abierto una brecha muy importante en la muralla del régimen y que el objetivo de la población no es echar al Partido Popular del poder, sino acabar con el bipartidismo, ese mismo bipartidismo que en Europa ha elegido unitariamente al nuevo presidente de la Comunidad Europea, en un lavado de imagen que lo único que muestra es que políticas idénticas que cambian únicamente el color de las siglas.

Pero por si acaso sus bases no se creen la campaña mediática, y en aras de mantener el orden preestablecido (¡¿qué es eso de que la gente piense por sí misma si eso
es un servicio que ofrecen gratuitamente a la sociedad nuestros sesudos políticos!?) van a limitar los derechos de elección con excusas tan peregrinas como la austeridad (la inmensa mayoría de los concejales de municipios de menos de 5.000 habitantes, o sea, casi el 85% de los concejales de este país no tiene sueldo) o en aras de la sacrosanta gobernabilidad.

Esto, queramos o no supone un menoscabo a nuestra democracia, lo disfracen como lo disfracen. Uniforman las ideas y sólo beneficia a dos partidos políticos, los dos que modificaron la intocable Constitución sin contar con el refrendo del pueblo colándonos el artículo 135, los dos que llevan gobernando España casi 40 años y que la han llevado al estado de corrupción generalizada en la que nos encontramos actualmente. Es un descarado e insultante golpe de estado, una forma de eliminar al pueblo de las decisiones del país.

¿¡A que tenemos la ley preparada y aprobada (con los votos en contra de un PSOE renovado y preocupado por la deriva democrática del PP, por supuesto, aprovechando que con la mayoría absoluta del PP es suficiente) antes de las próximas municipales!?

Preocupante, lo que está sucediendo en España es muy preocupante.

¿Te ha gustado el artículo? Puedes entrar en el Área de Debate (Pincha aquí para el debate), un hilo vinculado a este artículo abierto en el foro "burbuja.info"

Si quieres conocer más sobre mí, puedes leer mis novelas, Puedes informarte aquí. de estilo variado, desde el humor de "Por un puñado de polvos" hasta el género fantástico de "La muerte de Adam", pasando por la novela policíaca de  "Crimen perfecto" o "El sueño español, sí se puede", sobre la corrupción en España, recientemente publicada. O mi última novela, "El final de la cuenta atrás" sobre la posibilidad de un ataque nuclear sobre Nueva York.

Si te gustaría ayudar a difundirlo, puede subirlo a Menéame (Pincha aquí para menearlo)

Si te gusta el blog, puedes seguir esta página de facebook (pincha aquí y dale "megusta") o seguir al usuario de twitter (Pincha aquí y sígueme)

martes, 1 de julio de 2014

El sibilino expolio de las cajas de ahorro

Estos días hemos asistido al esperpento de la conversión en "fundaciones bancarias" de varias cajas de ahorro. Esto consiste en crear un patronato  que será el encargado de gestionarlas y que no tiene que dar cuentas nada más que a sí mismo.

Y debido a "las duras condiciones impuestas por Bruselas" no se descarta que en un plazo máximo de 6 años, esas fundaciones bancarias puedan capitalizarse de forma privada.

¿Por qué? Porque hemos sido malos, porque las cajas públicas han sido muy mal gestionadas por los políticos, y por eso, para evitar un nuevo rescate bancario, es mejor que sigan criterios marcados por expertos financieros... palabras vacías para encubrir un nuevo expolio de nuestro patrimonio.

La jugada realmente roza el surrealismo más kafkiano que nos podamos imaginar. Viéndolo desde fuera, ha ocurrido lo siguiente:

Una serie de políticos corruptos han irrumpido en las cajas de ahorro, las han expoliado dando créditos sin garantías a sus amigos y colocando a sus cuñados en cargos por los que cobraban sueldos y dietas por no hacer nada, hasta que se ha producido la quiebra de esas cajas. El agujero que esos políticos han creado, se ha cubierto sin rechistar y sin hacer preguntas con dinero público, para lo cual hemos tenido que endeudar el país hasta límites insospechados, y una vez rescatadas esas cajas, los mismos políticos que las han quebrado, han elegido a los miembros de sus patronatos (o sea, a gente de su cuerda y su partido) y las han convertido en una entidades fuera del control político futuro (no del presente, que los miembros del patronato los han elegido los políticos ahora en el poder).

O sea, un expolio en toda regla. Esas cajas de ahorro seguirán sirviendo de puertas giratorias en las políticas de amiguetes de la castuza que nos gobierna, seguirán dando créditos sin garantías a los amigos de siempre, serán vendidas y agrupadas a gusto de sus gestores y si la cosa sale mal, volverán a ser rescatadas, aunque en un país que ya no tiene un puto chavo, el dinero del recate saldrá de los depósitos de los ahorradores, disimulados en cientos de productos financieros encaminados al engaño del pobre depositante.

Las cajas de ahorro son un instrumento para que fluya el crédito local y ahora que la banca no da crédito son más necesarias que nunca, pero acaban de ser liquidadas expoliadas. Hemos perdido instrumentos de financiación a las familias, hemos perdido la obra social, hemos perdido el crédito local. Y a base de repetírnoslo, nos hemos convencido. La banca pública es mala porque es fuente de corrupción, hay que privatizarla porque sólo así la gestión será buena y alejaremos el fantasma de la quiebra.

Y claro, la mejor manera de hacerlo es convertir a las cajas en fundaciones colocando en su patronato a personajillos elegidos directamente por los partidos políticos. O sea, rescatamos las cajas quebradas y una vez saneadas se las regalamos a las que las quebraron, manteniendo el mismo riesgo de quiebra y corrupción que antes, pero eliminando el crédito local y la obra social.

Vaya negocio "nos han obligado a hacer" los de la Comisión Europea...

¿Te ha gustado el artículo? Puedes entrar en el Área de Debate (Pincha aquí para el debate), un hilo vinculado a este artículo abierto en el foro "burbuja.info"

Si quieres conocer más sobre mí, puedes leer mis novelas, Puedes informarte aquí. de estilo variado, desde el humor de "Por un puñado de polvos" hasta el género fantástico de "La muerte de Adam", pasando por la novela policíaca de  "Crimen perfecto" o "El sueño español, sí se puede", sobre la corrupción en España, recientemente publicada. O mi última novela, "El final de la cuenta atrás" sobre la posibilidad de un ataque nuclear sobre Nueva York.

Si te gustaría ayudar a difundirlo, puede subirlo a Menéame (Pincha aquí para menearlo)

Si te gusta el blog, puedes seguir esta página de facebook (pincha aquí y dale "megusta") o seguir al usuario de twitter (Pincha aquí y sígueme)